5 reglas básicas para lograr tu cuerpo de semana santa.

Has escuchado que los cuerpos de verano se hacen en invierno, pues no es un cliché, realmente se refiere a que esculpir una figura envidiable para el verano o vacaciones de semana santa toma tiempo, dedicación y esfuerzo, por eso te dejamos las 5 reglas básicas para lograrlo y conseguir tu objetivo.


1) No le dejes todo al entrenamiento.

Es indispensable hacer una combinación de lo que comes con lo que entrenas, no basta con entrenar diariamente, tienes que mejorar tu alimentación, balancearla y darle un objetivo para comer lo necesario para mejorar tu rendimiento en tu entrenamiento y consumir las calorías necesarias en el momento necesario.


Por eso te recomendamos acercarte a un profesional (Nutriólogo) que te oriente, también es muy importante tomarte el tiempo necesario para preparar tus alimentos, planear tus comidas y así cargar todo lo necesario durante el día para no salirte de tu régimen establecido.




2) No pienses lograr resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

Tienes que darle un giro a tu rutina, tanto del día a día como de tu entrenamiento, prepárate para mantenerte activo la mayor cantidad de tiempo de tu día, pasear al perro, jugar con tus hijos, caminar a la tienda, hacer el “quehacer”, todas estas son actividades que suman a los minutos activos de tu día y a su vez se suman a las actividades que queman calorías en tu día a día.


Por otro lado, también el siempre hacer lo mismo como actividad física te cicla y en ocasiones hasta te hace caer en una zona de confort, trata de buscar opciones en las que el tiempo activo sea mayor, donde la intensidad de la actividad sea constante y además que cada día sea una actividad, ejercicio o movimiento diferente para mantenerte entretenido y en acción.




3) Rodéate de motivación e inspiración

Como todo objetivo, propósito o meta, es indispensable mantenernos motivados y contar con un apoyo de inspiración de parte de un compañero, equipo o amistades.


Por eso, te recomendamos conectarte a entrenamientos grupales donde las personas que entrenan contigo tienen un mismo objetivo, hablan de ello y no harán hasta lo imposible por que NO cumplas tu cometido ¡Al contrario! Este tipo de conexiones o entrenamientos fomentan y te incitan a continuar y mejorar hábitos, costumbres o hasta aquellos males con los que ya arrastras desde hace tiempo.


¡Únete a un equipo que te motive y saque lo mejor de ti!






4) Convierte el descanso parte de tu entrenamiento.

Como en cualquier actividad y hasta en los mejores deportistas es indispensable contar con descansos entre tu rutina de entrenamiento, asigna al menos 1 día a la semana para una actividad de relajación, estiramiento o meditación, recuerda que durante el descanso es cuando lo resultados se hacen evidentes, es muy importante la recuperación muscular para notar los resultados y a su vez el recuperar la energía perdida para poder dar ese 100% en tus entrenamientos.




5) Enamórate de los resultados y no del proceso.

Es muy importante que a la hora de marcarnos un objetivo lo dividamos por pequeñas metas, es decir, no te exijas o presiones por bajar esos 10kilos y pensar solo en el objetivo final, estudios demuestran que el mayor número de desertores en el cumplimiento de algún objetivo es por frustración durante el camino a conseguirlo, por eso, te recomendamos fraccionar tu objetivo basado en el periodo en el que deseas conseguirlo, es decir, divide esos 10 kilos menos en 1 kilo a la semana y esfuérzate cada día en conseguir que la báscula tenga esa meta al final de cada semana y así al cabo de 10 semanas (lo que nos queda para semana santa) habremos logrado nuestro GRAN objetivo FINAL.